Sin freno el tráfico de animales exóticos

El tráfico de animales es el comercio ilegal de especies salvajes, esto incluye ventas, contrabando, capturas, colecta de animales en peligro de extinción y caza furtiva.
Esta actividad se considera el tercer comercio ilegal a nivel mundial, siendo el tráfico de drogas y el de armas, las primeras dos. En Puerto Rico, la Ley #223 (2014) establece penalidades para actos ilegales de la vida silvestre, ya sea multa o cárcel, esto debido a un aumento en el tráfico de especies en la isla desde 2014.

Las Boas son serpientes que pertenecen a una familia de serpientes no venenosas pero si de gran tamaño. https://pixabay.com

El  aumento más notable es en reptiles pequeños, escorpiones, tarantulas, erizos de tierra (Puercoespín). Por su tamaño son fáciles de transportar alega Ángel Atienza (Director de la Unidad de Vida Silvestre y del Centro de Confinamiento de Especies Exóticas en el Bosque de Cambalache en Arecibo). Este aumento trae preocupación porque estos animales una vez estén dentro de la isla pueden propagarse, crear plagas, poner en riesgo los animales endémicos de la isla y poner en peligro la vida de los ciudadanos; teniendo en cuenta que la mayoría de estos animales ilegalmente introducidos son venenosos o cazadores.

Ángel Atienza explica en el reportaje de Camille Rodríguez en https://elvisitantepr.com que los motivos para querer adquirir un animal exótico o ilegal son: lujos, moda, dar presunción de alta categorización, tortura humana, protección de drogas o restringir localizaciones. En el bajo mundo tener animales exóticos da referencias al poder. En otros casos narcotraficantes y otros personajes utilizan ciertos animales como: caímanes, leones, tigres, escorpiones, etc; como método de tortura humana e incluso para protección de mercancía o localidades con objetos valiosos. Por otro lado, las aves se ven más por motivos de lujos o moda.

La tarántula es una especie de arácnido, venenoso, de un tamaño mucho más grande que las típicas arañas. https://pixabay.com

Los animales exóticos entran a la Isla mediante aeropuertos o compañías privadas de carga. Esto debido a falta de inspectores para mantener control sobre la entrada de estos animales. Muchas de estas criaturas llegan heridas o muertas, ya que los traficantes no se rigen por un sistema de cuidado para el animal, el objetivo en sí es solo entrar el animal al País.

En la continuación del reportaje de Camille Rodríguez Ángel Atienza comenta que han incautado, panteras, leones, tigres, focas, pumas, osos negros, monos, cobras, gatos monteses, mapaches, emú, caimanes, diversas variedades de culebras y hasta pingüinos en Puerto Rico. Por tal motivo exhorta a las personas que conozcan de algún caso de animal ilegal, se comuniquen con la Unidad de Vida Silvestre al 787-230-5550 ó 787– 815-1575. La confidencia puede ser anónima. También se puede hacer la querella a través del portal del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales en www.drna.gobierno.pr.

Author: Coral Cruz

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *