Estudiantes en la actividad "El Auto Cuidado es Sagrado" en la Universidad del Sagrado Corazón

Centro Sofía celebra el auto cuidado en la Universidad del Sagrado Corazón

            El programa de prevención y calidad de vida (Nos) Cuidamos, liderado por el Centro Sofía de la Universidad del Sagrado Corazón, celebró, ayer, la segunda parte de su iniciativa “El Auto Cuidado es Sagrado” en los gazebos del Paseo La Vega. Con cuatro estaciones dedicadas a diversos talleres de auto cuidado, la actividad fue una de provecho para estudiantes, personal y visitantes, que tomaron una pausa de su rutina para cuidar de su salud mental y física.

La actividad se llevó a cabo en los gazebos del Paseo La Vega, durante el espacio universal, provisto por la universidad, donde voluntarios guiaron a los estudiantes interesados a las diferentes estaciones.
En un ambiente tranquilo, soleado y con brisa, los gazebos se convirtieron en estaciones de automasaje, arte, música y meditación, donde estudiantes tuvieron la oportunidad de participar de diversos talleres gratuitos para fortalecer su salud mental.
Asimismo, los árboles que rodeaban el Paseo La Vega llevaban papeles colgados que tenían mensajes de apoyo emocional y que promovían el amor propio y el auto cuidado.
La primera estación estuvo dedicada a técnicas de auto masaje. Con “mats” de yoga y una instructora que lideró el taller, los participantes aprendieron técnicas de masaje, para realizar en sus propios cuerpos, que liberan el estrés y las tensiones acumuladas.
La segunda estación se llamó “Expresarte”. En ella, estudiantes obtuvieron materiales para dibujar y pintar y expresar sus emociones de manera creativa y practicar el auto cuidado a través del arte.
Los gazebos también contaban con mensajes de apoyo e inspiradores. Entre estos, “sueña en grande”, “disfruta hoy”, “escoge brillar”, y muchos otros que crearon un aura de positivismo y comunidad.
La tercera estación se trató de conectar con el interior y generar un buen estado de ánimo a través de la música. Mientras estudiantes sagradeños tocaban instrumentos y cantaban canciones motivadoras y positivas, otros estudiantes disfrutaban de la música, sentados y relajados.
La cuarta y última estación consistió en técnicas para relajar el cuerpo y la mente. Liderados por un instructor, los participantes practicaron estiramientos y respiraciones para flexibilizar el cuerpo y relajar la mente.
Adicionalmente, uno de los gazebos sirvió como un tipo de estación de descanso, donde se proveyeron bocadillos y bebidas.
Al final del Paseo La Vega, los mensajes de positivismo y amor propio también hicieron presencia y acompañaron a todos los que pasaban por allí, recordándoles la importancia de sacar momentos para practicar el auto cuidado y la paz interior.

Fotos por Andrea Castillo.

Author: Andrea Castillo