Los textiles y las tendencias: el horror del medio ambiente

Las redes sociales se han convertido en las responsables de crear las tendencias y dejar claro quienes son los que las implementan e incluso quienes son las personas que deben seguirlas. Estas tendencias comienzan desde la música que será popular y hasta qué cortes de cabello debemos tener en el verano, sin embargo las tendencias en el mundo de los textiles son la forma más rápida de afectar el medio ambiente.

Las tendencias son una de las razones por las que el mundo de la moda va tan rápido y con producción masiva. La Real Academia Española define la palabra tendencia como “propensión o inclinación en las personas y en las cosas hacia determinados fines”. Por lo tanto, las tendencias son constantemente cambiantes por lo que no se mantienen iguales por mucho tiempo. Con la inmediatez de las redes sociales y la cantidad de personas que las siguen, las tendencias se crean y desaparecen en solo días provocando que el medio ambiente sufra las consecuencias.

Según un estudio realizado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el 2019, para poder crear un solo jean se utilizan 7,500 litros de agua. Esto equivale a la misma cantidad que toma una persona promedio en siete años. De igual forma en este informe se revela que la industria de los textiles es responsable del desperdicio del 20% de la pérdida global del agua. Por otra parte, la industria de los textiles ha sido una de las principales fuentes de emisores de gases. Este estudio reveló que esta industria emite un 8% de los gases invernaderos.

Ventas de segunda mano y mi forma de ayudar

A pesar de que la industria de los textiles y el calzado son parte del problema ambiental y responsables del desperdicio masivo de agua en el mundo, no quiere decir que no se puede comprar ropa o que no podemos estar a la moda.

Jennifer Colón, una joven de 22 años apasionada por la moda, explicó que muchas de las piezas en su closet son de tiendas de segunda mano o ropa antigua que decidió restaurar para darles un nuevo uso.

“Me gusta comprar ropa y vestirme bien pero desde hace dos años intento hacerlo de forma más consciente” explicó la joven mientras señalaba su camiseta que antes fue de su madre.

Según el blog “Sustain your Style” hay más de una sola forma de poder desarrollar una moda sostenible para ayudar al medio ambiente. Algunas de las formas que se mencionan son:

  • Comprar menos
  • Apoyar marcas sostenibles
  • Intercambiar artículos
  • Comprar en tiendas de segunda mano (thrift stores)

En Puerto Rico existen múltiples tiendas de segunda mano en la que se pueden conseguir piezas para comprar e incluso estas tiendas se dedican a comprar articulos de personas que no desean quedarse con ellas y las venden a un menor precio para que alguien más se pueda beneficiar.

Algunas de las tiendas de segunda mano má populares en el área metropolitana son: Pop Up Closet Collab, The Pickup Place y Electroshock.

Los influencers y su responsabilidad con el ambiente

Así como las redes sociales son responsables de crear las tendencias que se siguen las personas que trabajan en estas redes conocidos como “influencers” deben tomar su rol y responsabilidad en proteger el medio ambiente.

Las personas que son influyentes en el mundo son responsables de difundir un mensaje de ayuda para reducir el daño climático que ocurre en el mundo de la moda. Esto debido a que muchas personas deciden seguir estas celebridades y sobre todo, las celebridades son quienes primeros ponen en marcha las tendencias. Es decir, si algún “influencer” no apoya marcas sostenibles o no apoya la compra de piezas de segunda mano, las personas tampoco lo harán. Algunas de las celebridades o influencers que promueven la moda sustentable son: @barbiebrignoni, @emmawatson, @soymarianegron @marianamatija, entre otras.

Author: Alondra Morales